Intoxicación por kombucha

 

La kombucha es un refresco muy diferente a todos los demás, ¡ya que está viva! Sin duda es una excelente fuente de probióticos y prebióticos que puede aportar múltiples beneficios, pero a veces nos sorprende algún caso de intoxicación que hacen saltar las alarmas y que ponen en duda esta bebida. Pero, ¿realmente es peligrosa? ¡NO! Simplemente hay que tener cuidado en la elaboración, sobre todo si es casera, y dosificar las cantidades en concordancia con nuestro organismo. ¡Solo hay que usar el sentido común!

Por este motivo, hoy queremos explicaros cómo beber kombucha correctamente y exponeros los posibles riesgos, contraindicaciones o efectos secundarios TOTALMENTE EVITABLES si aprendemos a tomarla adecuadamente

Kombuchas de diferentes tés en las instalaciones de KamideDeus

Kombuchas de diferentes tés en las instalaciones de KamideDeus


La kombucha en sí misma actúa como un ecosistema propio, se regula y se cuida solo con las levaduras y bacterias que la componen. Pero siempre al elaborarla tenemos que tener en cuenta algunas directrices como por ejemplo el pH, donde siempre ha de ser inferior de 4. Cuanto más bajo sea el pH más seguro será tu kombucha, pero más gusto ácido tendrá.

CONSEJO NÚMERO UNO

No bebas 2l de kombucha cada día si nunca has tomado!

La kombucha está muy buena, de eso no hay duda. Pero si nunca antes has tomado kombucha haz poco a poco una progresión para que tu cuerpo se acostumbre. Estás ingeriendo una gran cantidad de micoorganismos! si tu cuerpo no está acostumbrado invadirán excesivamente tu flora intestinal siendo perjudicial para tu sistema digestivo. Como todo en esta vida hay que tener calma!

CONSEJO NÚMERO DOS

Empieza tomando pequeñas cantidades para evitar molestias y acostumbrar a tú cuerpo

Si tenemos problemas en algún punto del aparato digestivo o excretor, quizás notemos alguna molestia o efecto secundario de manera temporal, por lo que se aconseja empezar con dosis aún más bajas. En el caso de tener problemas en los riñones, el hígado, el bazo o el páncreas es más aconsejable tomarla sin gas. De todas formas, cuando existen afecciones o si se padece diabetes, problemas de inmunidad, de coagulación o en estados de embarazo o lactancia siempre es mejor dejarse asesorar por un médico o experto, sobre todo si la kombucha es de elaboración es artesanal. En el caso de los niños, no existe ninguna contraindicación, simplemente un poco de sentido común con las cantidades.

CONSEJO NÚMERO TRES

La kombucha tiene su tiempo de para fermentar!

Por último, si decidimos elaborar kombucha de manera casera hay que informarse muy bien de cómo hacerlo correctamente, cuidar de la madre, dejarla reposar el tiempo indicado y controlar que el pH del medio en el que está sea el favorable. Una kombucha con un pH alto puede contener gran cantidad de microorganismos patógenos!.

Tomar un té kombucha en mal estado, sin haber respetado el tiempo de fermentación, cuando todavía contiene demasiado azúcar y el sabor es más dulce, no solamente no nos aportará beneficios, sinó que puede empeorar aquellas afecciones que deseemos mejorar, siendo peor el remedio que la enfermedad!

Así pues, que no os engañen ni os asusten. La kombucha es una bebida sana con muchos efectos potencialmente saludables.

Si queréis saber cómo hacer kombucha fácilmente por que no le das un vistazo a nuestro curso de kombucha y vienes para hacer kombucha con nosotros?

IMG_3799.jpg

by Robert Ruiz Moreno